El Herpes: Infección viral, provocada por el virus del herpes simple

El herpes consiste en una infección viral provocada por el virus del herpes simple, también conocido como VHS, debido a sus iniciales.

Se trata de una enfermedad realmente contagiosa, la cual puede aparecer en distintas partes del cuerpo, como por ejemplo, en los genitales, los labios, el rostro e incluso en el ano. Esta infección suele presentarse con ulceras y/o ampollas bastante molestas, que generan una sensación de quemazón y/o comezón en torno al área afectada.

Después que una persona se contagia con VHS, el virus permanece latente en su organismo durante el resto de su vida y a pesar de que no se presentan síntomas, siendo posible que reaparezca nuevamente durante periodos de estrés, en el transcurso del ciclo menstrual o debido a cambios de temperatura, lo que significa, que puede aparecer al producirse alguna debilidad en el sistema inmunológico.

herpes

De qué manera se contagia el herpes

El herpes se contagia a través del contacto piel con piel en las zonas del cuerpo que se encuentran infectadas, normalmente al tener relaciones sexuales, sexo anal y sexo oral e incluso por besarse.

Esta infección causa dolorosos brotes de ampollas y/o ulceras que a su vez, producen comezón y suelen aparecer y desaparecer. Una gran cantidad de individuos que padecen de herpes, no suelen percibir las llagas o tienden a confundirlas con alguna otra cosa, de modo que no son conscientes de que se encuentran infectados. Además, es posible transmitirlo incluso si no se presentan síntomas.

Clases de herpes

De acuerdo a la zona en la que aparezca, pueden definirse dos clases de herpes, el herpes tipo I que normalmente se presenta en el área de los labios, mientras que el herpes tipo II, suele presentarse en los genitales.

Herpes tipo I

Se trata de una infección bastante común que generalmente se contrae durante las edades más tempranas de la vida y permanece durante todo el transcurso de esta.

La mayor parte de las infecciones de herpes tipo I suelen ser bucal y/o labial y se contraen a través del contacto boca a boca o al entrar en contacto con objetos infectados, como por ejemplo, cubiertos y vasos, entre otros.

El herpes tipo I consiste en eso que normalmente es llamado una “calentura”; sin embargo, es posible que esta clase de VHS genere herpes anales y/o genitales si dicha área tiene contacto con los labios. Esta infección podría no causar síntomas, de manera que los individuos contagiados no siempre son conscientes de que la padecen, no obstante, dentro de sus síntomas más frecuentes destacan:

  • Úlceras o “calenturas”.
  • Hormigueo o comezón en dicha zona.
  • Malestar.
  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre.

Herpes tipo II

Esta clase de VHS se transmite únicamente al tener relaciones sexuales y suele ser comúnmente llamado “herpes genital”.

Del mismo modo que el Herpes tipo I, este no cuenta con ninguna cura y por lo general se presenta con úlceras en el área anal y/o genital. A pesar de que no suele ser muy frecuente, a causa de su ubicación, es probable que las madres contagien a sus bebés con herpes al momento de darlos a luz y es por esa razón que normalmente se aconseja realizarse una cesárea si se padece esta enfermedad.

Posibles complicaciones del herpes

Cuando se trata del herpes tipo I, es posible que este cause complicaciones serias, como por ejemplo, encefalitis e incluso infecciones oculares, que de no ser tratadas, podrían producir una pérdida de visión significativa.

Mientras que el VHS-2, incrementa el riesgo de contagiarse con VIH, lo cual puede causar complicaciones como neumonitis, hepatitis y necrosis retiniana.